Luis Erdozaín, SJ 

Cuando los hombres no creen en Dios, no es que no crean en nada, es que creen en cualquier cosa ( G:K. Chesterton)

Este libro va dirigido a aquellos que han dejado la fe como bagaje viejo, trasnochado, propia de otras épocas, pero que no se resignan del todo a arrancarla de raíz de sus vidas porque sienten de vez en cuando en su interior el tirón de una tradición cultural que les sustenta.

También se dirige a aquellos que creen en Dios pero se hallan vacilantes entre dudas y oscuridades.

Para todos quieren ser estas páginas un momento de reflexión en su vida, no para quedarse allí, sino para seguir buscando y que puedan encontrar a Aquel que dijo “ Yo soy el camino, la verdad y la vida”